lunes, 2 de diciembre de 2013

¿INVIERNO EN TU EMPRESA?..... DOBLE CAMISETA PARA TU PERSONAL.


                 La situación económica en la que nos desenvolvemos está afectando lógicamente a todo el universo que envuelve a las organizaciones. Las políticas relativas a la gestión de personal no son una excepción, y ello tanto si tu empresa está capeando el temporal como si está en el vórtice del huracán.

                No creo que sea necesario recordarte que todas las decisiones que tomes hoy no sólo sirven para mañana, sino que tendrán efecto a corto, medio y largo plazo. Por eso, piensa muy bien que estás sembrando hoy, ya que eso determinará la cosecha de mañana.

               
              Para sobrevivir al invierno, debes hacer algo más que almacenar víveres, algo más que ahorrar costes  y velar por tu cuenta de resultados. Si te limitas a pensar en el frío de hoy , te olvidarás de la próxima primavera, del próximo verano,......  
 
 
 
 

                Igual que en el futbol la solución más rápida es echar al  entrenador en vez de prescindir de todos los futbolistas, en materia de políticas de personal la solución  "más fácil"  es recortar los gastos.  Y es cierto que, en ocasiones, hay que tomar medidas drásticas en materia de recursos humanos.  Pero es muy importante que valoremos dos factores:

                - ¿son absolutamente necesarias las medidas radicales?;

            - ¿cómo afectarán al  desarrollo futuro de la empresa?.

                Así que,  si durante el invierno te dedicas a prescindir de quiénes  han estado contigo la primavera y el verano anteriores, ayudándote a conseguir tus provisiones;  de quiénes se han dedicado a mantener los almacenes para que guardes lo que luego vas a vender durante el invierno;  de quienes se han ocupado de los preparativos necesarios para que todo funcione cuando sale el sol,...  puede que no llegues al siguiente verano.

                 Hace poco alguien me dijo que despedir era desagradable pero necesario; que los despidos sólo tienen efectos negativos a muy corto plazo y que esos efectos tampoco eran tan importantes,  porque el mal clima que se creaba desaparecía muy pronto. Y añadía,    "todos los días se incorpora gente al mercado laboral; siempre habrá fuerza de trabajo".

                Con independencia de lo desagradable y arcaica  que me resulta esa expresión  de  "fuerza de trabajo", hay que reconocer que en ese comentario existe cierta razón:  siempre habrá personas que quieran trabajar.


                Pero el futuro de tu empresa no podrá basarse sólo en los nuevos trabajadores y las nuevas trabajadoras. Evidentemente, necesitarás TAMBIÉN talento, experiencia, conocimiento, compromiso, conciencia de pertenencia a tu organización, ........ Eso marcará la diferencia entre tu empresa y las demás; ahí puede radicar el pilar de tu futuro; eso puede determinar tu supervivencia.

Por eso, para no arrepentirte después, cuando llegue el frío a tu empresa ponle doble camiseta a tu personal.  Cuídalos para que al llegar la primavera y el verano estén en plena forma.